viernes, 25 de junio de 2010

21 de JUNIO: PRIMER DIA DEL AÑO NUEVO



"Inca" exhorta a cusqueños a vivir sin envidias durante tradicional Inti Raymi.El Inti Raymi era una ceremonia incaica que se realizaba anualmente en el Cusco, la capital del Tahuantinsuyo, entre el período final de la cosecha y el inicio del invierno en los Andes; es decir, en la segunda mitad de junio. Era el equivalente a lo que hoy es la fiesta de Año Nuevo.

Nota breve: Miguel Aragón, incansable investigador, sin sueldo ni patrones que tuerzan sus indagaciones, nos hace llegar sus impresiones de los instantes en que se produce el solsticio de invierno. Lean ustedes y que la imaginación vuele con las palabras de nuestro buen amigo.

21 de JUNIO: PRIMER DIA DEL AÑO NUEVO
21 de junio de 2010)
Por Miguel Ángel Aragón
Por nuestra actual ubicación preferencial, en un pequeño pueblo situado en la Meseta del Altiplano, a 40 km del Lago Titicaca, hemos sido testigos de uno de los fenómenos de la naturaleza más importantes y significativos: el Solsticio de Invierno.
Por breves noticias periodísticas, teníamos conocimiento elemental de la ocurrencia anual de este fenómeno, pero nunca antes lo habíamos podido observar directamente.
La semana pasada nos decidimos aprovechar nuestra ubicación preferencial, al estar temporalmente posicionados en “el techo del mundo”. Durante los últimos días, comenzamos a observar el lugar por el cual “aparecía” el Sol en las mañanas, siempre desde el mismo lugar, y a la misma hora, a las 5:00 de la mañana. Desde nuestra ubicación elegida, y mirando en dirección al oriente, trazamos una línea imaginaria tomando como referencia la silueta formada por las cumbres de los pequeños cerros ubicados en el horizonte.
El día de hoy, lunes 21 de junio, nuestra inquietud fue muy grande, queríamos verificar directamente la ocurrencia del fenómeno, y salir de una gran duda que teníamos desde hace varios años. Por las informaciones previas, estábamos enterados que el Sol debería “aparecer” por otro lugar, diferente al habitual de los días anteriores, pero no teníamos la más mínima información, si debería ser a nuestra izquierda (más al norte), o a nuestra derecha (más al sur).
A las 5:00 de la mañana nos ubicamos en nuestro mirador elegido, y para nuestra sorpresa, el Sol no “apareció”. Volvimos a las 5:30 y tampoco “aparecía” el Sol. La noche se había hecho más larga, ¡EL SOL HABIA DESAPARECIDO¡ exclamamos sorprendidos.
Nuevamente, a las 6:00 de la mañana nos ubicamos en nuestro mirador, y por fin comenzamos a divisar la nueva ubicación por la cual “aparecían” los primeros rayos solares, a nuestra derecha, (más al sur) de los días anteriores. En el momento no disponíamos de una brújula, sextante, teodolito o Estación Total, para medir el ángulo que había girado el eje de aparición del sol, pero eso era lo de menos importancia, porque el ángulo, en cada caso, siempre dependerá de nuestra ubicación relativa de observadores.
La primera parte de nuestra curiosidad estaba satisfecha, el Astro Rey, el Dios Sol, el Inti, iniciaba su nueva aparición diaria más al Sur, señalando el inicio del AÑO NUEVO en todo el Hemisferio Sur del planeta, en especial en los países de nuestra América del Sur, ubicados al sur del Ecuador. Y si fuéramos más observadores, como en el pasado lo fueron los antiguos pobladores de nuestro continente, podremos comprobar que en los próximos doce meses se irá desplazando el lugar por el cual aparecerán los primeros rayos solares todas las mañanas, desplazamiento que irá variando de sur a norte, o de derecha a izquierda si miramos hacia oriente. Aunque yo no soy “izquierdista”, tengo que reconocer que esa es la tendencia natural del desplazamiento de la aparición del Sol, y esa también es la tendencia de la evolución social de la humanidad, ir de la derecha hacia la izquierda, del atraso hacia el progreso humano, como lo comprueban, de manera indiscutible, un millón y medio de años de evolución de la sociedad humana.
Hoy día, 21 de junio, ha comenzado el Año Nuevo en todo el Hemisferio Sur, incluidos los territorios que ocupan actualmente Perú, Bolivia y otros países vecinos. Hoy día, al ocurrir el Solsticio de Invierno, se ha dado inicio a la primera estación del año, ha comenzado el Invierno. Esta primera estación cubrirá todo el primer trimestre del año, hasta el 21 de setiembre, para luego, a continuación, dar paso a la Primavera, que cubrirá el segundo trimestre del año hasta el 21 de diciembre, día que se iniciará el Verano. Así, sucesivamente, el 21 de marzo se iniciará el Otoño, y el 21 de junio del próximo año, nuevamente se repetirá el mismo ciclo anual.
¿Qué importancia pueden tener estas divagaciones de aficionado?
Considero que la importancia es enorme. En nuestro país la evolución de la mayor parte de las actividades agrícolas, ganaderas, forestales y pesqueras, siguen estando reguladas por el ciclo natural de las estaciones. Igualmente las actividades comerciales, de transportes y financieras, vinculadas directamente a esas actividades primarias, también están reguladas por la secuencia de las estaciones. Incluso la moderna industria capitalista no escapa a su influencia, puesto que, varias de sus ramas siguen dependiendo del suministro de materias primas provenientes de esas actividades primarias, como son los casos de las industrias de alimentos, de confecciones y de textiles. La industria de generación de energía hidroeléctrica, también está condicionada por la evolución de las lluvias estacionales.
La evolución de la vida de las plantas, de la vida de los animales, y de la vida de la mayoría de las personas, también está condicionada por la secuencia de las estaciones. En especial la actividad agrícola está regida por esta secuencia de cambios en la naturaleza, cambios determinados por el movimiento de translación de nuestro planeta Tierra alrededor del Sol. En la actividad agrícola, el primer trimestre (julio, agosto, setiembre) será de preparación de las tierras de cultivos; así como el segundo trimestre (octubre, noviembre, diciembre) será de colocación de las semillas, es decir la etapa de la siembra. El tercer trimestre (enero, febrero, marzo), periodo de las lluvias, será de riego de los cultivos; y por fin, el cuarto trimestre (abril, mayo, junio) será la etapa de la esperada cosecha, y de las festividades.
¿Esa es la única conclusión de nuestras divagaciones de aficionado?
No, no es la única, simplemente es el inicio de otras divagaciones.
Como ya tuvimos oportunidad de expresar anteriormente, en un comentario crítico divulgado con motivo del Año Nuevo en enero de 2009, la determinación del ciclo anual de las actividades humanas, es muy importante para efectuar una Planeación más acorde con nuestra propia realidad, así podremos ser más libres. La Libertad no es otra cosa, que la conciencia de la Necesidad. Actuar libremente no significa dar rienda suelta al libre albedrio, o al vulgar “yo hago lo que me da la gana, y cuando me da la gana”, tan comunes en nuestro improvisado medio social. Por el contrario, actuar libremente es actuar conforme a la evolución de las leyes de la naturaleza, y conforme a las leyes de la evolución de la sociedad.