jueves, 21 de septiembre de 2017

ROBOTS ENTRE UNA SOLUCIÓN Y UNA AMENAZA



TOPIO, un androide que juega al tenis de mesa, es un robot bípedo con forma humana diseñado para jugar a ese deporte contra seres humanos. Crédito: Humanrobo. Creative Commons.

IPS
21-09-2017

NUEVA YORK, 7 sep 2017 (IPS) - Con el declive demográfico y el envejecimiento de la población, además de la creciente oposición a la inmigración, algunos países optan por invertir en robots avanzados y en androides (robots con forma humana) para hacer frente a la disminución de la fuerza laboral. 

Más de 80 países, que concentran 46 por ciento de la población mundial, tienen una tasa de fertilidad por debajo del nivel de reemplazo, de unos dos nacimientos por mujer.

Incluso, en algunos países como Canadá, Alemania, Hungría, Japón, Italia, Corea del Sur, España y Gran Bretaña, la tasa de fertilidad hace varias décadas que está por debajo del nivel de reemplazo.

Además, se proyecta que por esa causa, unos 50 países o áreas tendrán poblaciones más pequeñas para mediados de este siglo.

En algunos de ellos, como Bulgaria, Croacia, Letonia, Lituania, Moldavia, Polonia, Rumania, Serbia y Ucrania, la población se reducirá en más de 15 por ciento.

A eso se suma el envejecimiento de la población. El promedio de edad en los países ricos supera los 40 años, un aumento de 13 años respecto de 1950. Y para mediados de siglo, unos 12 países tendrán en promedio 50 años o más, como Japón, 53 años, España, 52 años, y Alemania, 50 años.

Muchas de esas naciones con problemas demográficos, además, se oponen a la inmigración.

Un estudio al respecto señala que una mayoría de los consultados en Alemania, Rusia, Sudáfrica, Turquía y Estados Unidos consideran que la inmigración tiene un “impacto muy o bastante negativo”.

Incluso, los gobiernos de esos países endurecen los controles fronterizos, construyen muros y barricadas y adoptan políticas para restringir notoriamente la inmigración.

En ese contexto, algunos países invierten en tecnología robótica avanzada para cubrir sus necesidades y aumentar la productividad, reducir el costo de mano de obra y mejorar los bienes y servicios.

Los últimos ejemplos en ese sentido incluyen automóviles repartidores de pizza sin chofer y un albañil robótico que puede colocar 1.000 ladrillos estándares en una hora, lo que a dos hombres les lleva un día, además de un barista robot que puede servir 120 cafés en una hora.

La relación robot por cantidad de obreros es alta en Corea del Sur, Japón y Alemania. Más de la mitad de los 10 países con mayor proporción de robots por trabajador están en la Unión Europea, pero 75 por ciento de los robots del mundo se concentran en cinco países: China, Alemania, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos.



Proporción de robots por trabajadores en 2015. Fuente: Divisón de Población de las Nacioens Unidas.

La Federación Internacional de Robótica pronostica que el número de robots industriales que hay en el mundo aumentará a 2,6 millones para 2019, casi el doble que en 2015.

Los avances en la tecnología robótica y la inteligencia artificial contribuyen a la humanización de los robots y al surgimiento de androides que se asemejan, se mueven y actúan como seres humanos, incluso con un cuerpo y una piel similar al humano.

Todavía están en desarrollo, pero los primeros androids se ven cada vez más en depósitos, comercios, centros de información y recepción, hospitales, instalaciones militares, parques industriales y en la televisión.

Hace varios años, científicos de Japón desarrollaron el primer androide presentador de noticias, que no solo tenía una perfecta capacidad de lenguaje, sino que tenía sentido del humor.

Además de realizar tareas manuales repetitivas, los androides pueden dialogar e interactuar con la gente, ofrecer atención al cliente y compañía, realizar tareas peligrosas e incluso salvar vidas humanas y hasta tener sexo.

Los temores y especulaciones sobre posibles consecuencias negativas se relacionan con los algoritmos de aprendizaje, por ejemplo, que permiten que algunos robots sean autodidactas y hasta se repliquen.

Hay quienes alertan de que el avance de la robótica podría causar un desempleo masivo, que afectaría a todo el mundo, desde conductores hasta trabajadores sexuales.

Muchas tareas realizadas por personas pasarán a ser realizadas por robots, pero la evidencia de Alemania y Estados Unidos sugiere que los programas de automatización con robots tienen efectos positivos en las oportunidades de empleo.

Los luditas resultaron estar equivocados, y la tecnología de androides y robótica llevará al aumento del trabajo y de la prosperidad, así como de mejores bienes y servicios y más baratos.

Pero muchos analistas sostienen que el desarrollo de androides y robots es tan rápido y en tantos sectores que un gran número de trabajadores, en especial los que no tienen capacitación, quedan desplazados y tienen dificultades para encontrar otro empleo adecuado.

Un estudio económico concluyó que desde 1990, cada robot agregado a una fábrica estadounidense redujo el empleo en más de seis trabajadores en los alrededores de la misma.

Frente a ese problema, hay quienes recomiendan una tasa robótica para aumentar los ingresos de los trabajadores desplazados por robots o que se les suministre un ingreso básico universal si no logran encontrar trabajo.

Otra sugerencia es que los electores presionen a los gobiernos para imponer cuotas para trabajadores humanos.

Pero ninguna de esas sugerencias atienden el problema de los millones de jóvenes desempleados en los países en desarrollo.

En África subsahariana, por ejemplo, las personas de entre 15 y 24 años aumentarán a más del doble para mediados de este siglo, superando los 400 millones de jóvenes. La búsqueda de empleo, precisamente, empuja a hombres y mujeres a emigrar a países más industrializados, aun sin los documentos necesarios.

Otro asunto preocupante es que los gobiernos no han creado un conjunto de leyes y normas en materia de androides, que contemplendesde registro, impuestos, responsabilidades, entre muchos otros asuntos.

Y más grave es todo lo que se relaciona con hackers, ciberdelincuentes, terroristas y otros que se arroguen el controlde los andoides y los robots con el fin de perjudicar o dañar a las personas, la propiedad y el ambiente.

Más de 40 países ya tienen programas de robótica con bombarderos aéreos no tripulados. En muchos países, el sector militar es el principal impulsor de esta tecnología pues busca reducir los riesgos a los que se exponen los soldados y dotarse de mejores capacidades de reconocimiento, vigilancia e inteligencia.

El Comité Internacional para el Control de Armas Robóticas teme que el avance de la robótica haga que más países se involucren en guerras, ya que los androides y los robots reemplazan a los combatientes humanos.

Hace poco, 116 fundadores de compañías robóticas y de inteligencia artificial de 26 países suscribieron una petición para prohibir robots asesinos o sistemas de armas letales autónomas, con el argumento de que solo los humanos deberían tener permiso para matar humanos.

Algunas personas ven en los androides la solución al problema de la disminución y del envejecimiento de la población, pero otros lo ven como un desarrollo preocupante que supone múltiples amenazas a las sociedades humanas.

Dadas las profundas implicaciones de la emergencia de esta transformadora era de los androides, la comunidad internacional debe atender y buscar crear un acuerdo o protocolo sobre su uso.

Traducido por Verónica Firme

SE ABRE PASO LA VERDAD SOBRE LA CAÍDA DE LA URSS




Cubainformación
21-09-2017

En el año 2000 Mijaíl Gorbachov confesó durante un discurso en la universidad norteamericana de Turquía: 

“El objetivo de mi vida fue la aniquilación del comunismo…mi esposa me apoyó plenamente y lo entendió incluso antes que yo […] para lograrlo logré encontrar compañeros de lucha, entre ellos A.N. Yakovlev y E. A. Shevardnadze”.
 
Recientemente la CIA desclasificó algunos documentos donde se afirma que “el magnate financiero George Soros y la CIA, ayudaron a Gorbachov a proporcionar la posterior disolución de la URSS”. 

Sobre ellos el analista y ex empleado de la NSA, Agencia de Seguridad Nacional, Wayne Madsen, afirmó que el multimillonario George Soros, proporcionó en 1987 cobertura económica, al gobierno de Mijaíl Gorbachov, a través de una ONG de la CIA conocida como el Instituto de Estudios de Seguridad Este-Oeste, IEWSS, por sus siglas en inglés. 

La información expone que Soros y la CIA promovieron la difusión de dos términos orquestados desde Occidente en aquellos años, la “perestroika” (apertura) y la “glásnost” (transparencia) para que ambas sirvieran como ente desestabilizador en acelerar la desaparición de la URSS. 

Esos documentos de la CIA prueban que lo sucedido no fue producto de un acto “espontáneo y democratizador” de Gorbachov, debido a que el sistema socialista estaba “agotado y quebrantado”, como quieren hacerle creer al mundo. 

En Turquía el propio Gorbachov afirmó: 

“Para lograrlo aproveché mi posición en el Partido y en el país, tuve que sustituir a toda la dirección del PCUS y de la URSS, así como a la dirección de todos los países socialistas de Europa”.
 
La verdad es que fue la CIA con el dinero de la Organización Soros, quien diseñó y ejecutó esa gran operación, con todo el apoyo del entonces líder soviético. 

El ex analista Wayne Madsen asegura que el plan diseñado para eliminar el bloque socialista de Europa oriental fue organizado por dos copresidentes del IEWWS de Soros, Joseph Nye, economista de Harvard, y Withney MacMillan, presidente del agro multinacional Cargill, quien había mantenido relaciones comerciales con la Unión Soviética en los años setenta del siglo XX. 

No satisfechos con los resultados alcanzados, en 1991 la CIA y Soros centraron sus esfuerzos en provocar un fuerte golpe en la nueva Federación de Rusia, estimulando el separatismo en sus regiones con el fin de debilitarla al máximo. 

El informe de Nye y MacMillan augura el fin de la Unión Soviética y los elementos del nuevo modelo para las futuras relaciones de Moscú con Estados Unidos, para pasar a la era capitalista, y, según ellos, “cualquier nueva evaluación de las relaciones de Occidente con una Unión Soviética aperturista, tiene que partir de una posición de fuerza en vez de un equilibrio de poder”. 

El informe del IEWWS fechado en 1987, y su aplicación práctica, fue una forma incruenta de ir despedazando a la URSS por etapas. 

En dicho documento se exhorta a Occidente a tomar ventajas respecto de la agonizante Unión Soviética, en el nuevo mapa geopolítico que se avecinaba, en particular en el Tercer Mundo, un área que hasta entonces había sido de influencia soviética. 

Madsen apunta que Soros y sus aliadas organizaciones de “derechos humanos”, trabajaron activamente para destruir la Federación de Rusia, apoyaron los movimientos independentistas en Kuzbass (Siberia), a través de los derechistas alemanes que buscaban restaurar Konigsberg y Prusia Oriental, y estos financiaron a nacionalistas lituanos y de otras repúblicas autónomas y regiones como Tatarstán, Osetia del Norte, Ingushetia, Chechenia, entre otras, con el propósito de estimular el separatismo en las llamadas Repúblicas Autónomas Socialistas Soviéticas. 

La actividad injerencista de Soros contra Rusia no se ha detenido, se ha incrementado provocativamente a través de sus bases operativas repartidas en los territorios aledaños, en particular Ucrania, Estonia, Letonia, Lituania, Finlandia, Suecia, Moldavia, Georgia, Azerbaiyán, Turquía, Rumania, Mongolia, Kirguistán, Kazajstán, Tayikistán y Uzbekistán, unido a grupos de corte terroristas en coalición con fascistas ucranianos y neonazis moldavos sionistas. 

Recientemente, el presidente ruso Vladimir Putin expulsó a varias organizaciones de Soros como, la Fundación Open Society Foundation y otras ONG de la CIA que operaban en similares circunstancias en territorio ruso, incluidas la NED (Fundación Nacional para la Democracia), el Instituto Republicano Internacional, la Fundación MacArthur y la Freedom House, considerándolas como indeseables y una amenaza para la seguridad del Estado ruso. 

No por gusto Mijaíl Gorbachov fue premiado con el Nobel de la Paz, pues siguió diligentemente las orientaciones de la CIA y de George Soros. 

La CIA no descansa y pretende eliminar todo vestigio de socialismo en la tierra, por eso sus planes contra Cuba y ahora en Venezuela, donde nada es casual ni por obra y gracias del espíritu santo, pero como dijo San Juan: 8-32, “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”. 

Por eso cada día el mundo comprueba de lo que son capaces los yanquis para lograr sus intereses hegemónicos y las mentiras que tejen, creando patrones preconcebidos entre las grandes masas mediante sus campañas de prensa; de ahí que sabiamente José Martí afirmara: 


* Arthur González, cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.

EL HURACÁN HARVEY Y LOS PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES




21/09/2017

En los últimos días ha habido bastantes noticias acerca del alza de los precios de los combustibles, algo que motiva preocupación pues eso afecta los bolsillos de todos los ciudadanos. Una de esas noticias tiene que ver con el huracán Harvey que azotó la Costa del Golfo de EEUU hace algunas semanas. Uno se pregunta, ¿y eso qué tiene que ver con nosotros? Pues sí tiene que ver, como analizamos a continuación.

Si bien en el Perú los precios de los combustibles son libres, desde hace ya varios años el gobierno le ha dado a Osinergmin el encargo de fijar lo que se llama “Precios de Referencia” (PR). Su objetivo es que el público sepa cuánto cuestan los combustibles en un lugar de producción importante, a lo que se agrega el flete para traerlos a los puertos peruanos, más algunos gastos adicionales relacionados con la importación. Esto se llama también Precios de Paridad de Importación (PPI). 

Una vez calculado el PR, éste se compara con el precio de venta de los combustibles de las refinerías que operan en el país, siendo las dos más importantes La Pampilla de Repsol y Talara de Petroperú. Se supone que si las refinerías peruanas venden los combustibles por encima del PPI, entonces se crearán los incentivos suficientes para que otros agentes económicos se animen a importar combustibles, ya que habrá “nichos de mercado” que los importadores pueden obtener al vender los combustibles a un precio más barato que el de las refinerías. 

Aquí es donde entra Harvey. Sucede que Houston es una ciudad petrolera por excelencia, pues allí llega la producción de petróleo y de gas natural de varios lugares de EEUU. Es también en Houston que se ubican muchas refinerías de petróleo con capacidad de decenas de millones de barriles. Y Houston está en pleno Golfo de México, donde hay varios grandes puertos para la exportación de combustibles, entre ellos Corpus Christi. 

Harvey ha destruido pozos de producción y ha afectado las refinerías y los puertos, lo que ha hecho que aumenten los precios de los combustibles. Como los precios que toma Osinergmin para calcular el PR son los precios en la Costa del Golfo (Gulf Coast), entonces si éstos suben o bajan, aquí en el Perú los PR hacen lo mismo. 

Y aquí los PR han subido. Pero lo que no ha subido en esa proporción son los precios de las refinerías. ¿Sabe por qué? Porque el petróleo que se produce en el Perú no sube en la misma proporción que el petróleo de la Costa del Golfo. Lo mismo sucede con el petróleo de los principales países de donde importamos petróleo: Ecuador y Colombia. 
Por tanto, los precios de los combustibles producidos por las refinerías peruanas, en varios productos, están por debajo de los PR calculados por Osinergmin. 

Es aquí donde entra a tallar el elemento central: si los mayoristas y los grifos compran el combustible en las refinerías a precios inferiores o cercanos a los PR, entonces, ¿por qué suben los precios de venta al público? La respuesta es: como los precios son libres, los agentes económicos que los comercializan “acercan” sus precios de venta a los PR. Claro, esto lo practican con muchas ganas cuando los precios suben, pero no hacen lo mismo cuando los PR bajan. 

Una pregunta que debiéramos hacernos es: ¿tiene sentido calcular los PR con aquellos del Golfo de México? El argumento de los que están a favor es que es un mercado grande y sus precios se fijan de acuerdo a la oferta y la demanda. Puede ser. Aceptemos esto por un momento. La cuestión es que se fijan de acuerdo a las circunstancias de su mercado. Ojo que esta alza de los PR no es solo por Harvey. En anteriores oportunidades incluso cuando las refinerías del Golfo tienen que entrar en mantenimiento, entonces se reduce su producción de combustibles y suben los precios. Y aquí, igualito, los PR también suben. 

¿Qué hacer entonces? Creemos que los PR se deben mantener, pero éstos deben tener como base una canasta de los petróleos crudos que utilizan las refinerías peruanas. Esto evitaría las variaciones que nada tienen que ver con la situación de los mercados peruanos. Pero esto no es lo único. Se necesitan una serie de “ajustes” a la metodología de cálculo de los PR, lo que ha sido admitido por la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas y también por la Sociedad de Minería y Petróleo. Pero hasta ahora no se concretan. 

También es importante que se tomen en cuenta una serie de costos en que incurren las refinerías, lo que no hace Osinergmin. Entre ellos, dos son los más importantes. Uno, el costo adicional que provocan las mareas anómalas, cada vez más frecuentes debido al cambio climático. Debido a ello los barcos, durante varios días no pueden descargar ni cargar petróleo y los combustibles, por orden de la Capitanía de Puertos de la Marina. Estos costos “extra” suman varios millones de dólares al año. 

Otro costo “extra” lo constituye la obligatoriedad de mantener en las Plantas de Abastecimiento una existencia media mensual mínima equivalente a 15 días calendario de su despacho promedio, determinado por el Reglamento de Comercialización de Combustibles Líquidos (Art. 6 del DS 030-98-EM), de manera que se garantice el abastecimiento ante cualquier eventualidad. Esto también asciende a varios millones de dólares al año.

Finalmente, en los últimos días el BCRP ha vuelto a criticar los precios de Petroperú en su último Reporte de Inflación, afirmando que sus precios de venta son superiores a los PR de Osinergmin, sin tomar en cuenta lo señalado aquí. No solo eso. Pareciera que e BCR tiene como “adversario” a Petroperú, pues lo critica sin siquiera consultarlo. Dicho de otra manera, una entidad del Estado critica a otra. Volveremos a fondo sobre este tema en un próximo artículo.

https://www.alainet.org/es/articulo/188183