viernes, 4 de febrero de 2011

DISTRIBUCIÓN DEL TRABAJO



(Esquema inicial)

El proceso de producción comprende producción-distribución-circulación-consumo. La producción también es consumo (p.e. de materias primas para preparar productos elaborados) La circulación (intercambio) comenzó como trueque, que derivó a cambio (venta con moneda) El consumo puede ser directamente productivo e indirectamente productivo (p.e de alimentos)

La distribución comprende distribución de la propiedad, del trabajo, de la Renta Nacional. De la propiedad (social-personal-individual-privada), con la primera o cuarta como propiedad eminente según sea el sistema dominante. De la Renta Nacional (como salario y plusvalía, como fondo de acumulación y fondo de consumo) Estos temas por su especificidad, deben ser tratados aparte.

La distribución del trabajo subyace en los análisis, siendo históricamente lo central. La historia humana está marcada por la diferenciación entre trabajo femenino-trabajo masculino, trabajo agrícola-trabajo industrial, trabajo manual-trabajo intelectual. El trabajo femenino, agrícola, manual sigue siendo discriminado por el trabajo masculino, industrial, intelectual. Y no sólo a nivel mujer-varón, sino a nivel de pueblos, países, regiones, culturas “atrasados” ante los desarrollados

Cuando el animal humano luchaba por sobrevivir, primaba la recolección y caza, y no había mayor diferencia entre mujer y varón. La mujer era la base de la sociedad humana (incluso porque el varón tenía que alejarse para la caza-pesca) La Biblia anota esta realidad: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre; y se adherirá a su mujer; y vendrán a ser los dos una misma carne” (Ge 2:24) Sencillamente, matriarcado, donde la mujer recibía el mayor reconocimiento y respeto de la comunidad.

Pero se pasó a domesticar plantas y animales. A sembrar semillas y criar animales menores, trabajo inicialmente femenino. La ganadería en el Viejo Mundo primó sobre la agricultura, proceso diferente al Nuevo Mundo por ausencia de ganadería mayor. Se pasó de nómade a sedentario, a formar pueblos, ciudades, países. Y el varón pasó a dominar: “Y buscarás con ardor a tu marido, que te dominará” (Ge 3:17) Sencillamente, patriarcado, clases, Estado. En este proceso evolutivo la mujer pierde su status anterior y aparece y se impone la discriminación de la mujer.
En la historia de la humanidad, las primeras artesanías son aporte femenino: gastronomía, vestuario, hilado, tejidos, cestería, cerámica. El aporte masculino está en instrumentos y armas, metalurgia, comercio, escritura.

Los pueblos que sólo desarrollan la agricultura como base quedan postergados ante el desarrollo industrial (metales, instrumentos, armas) Pueblos que desarrollan la industria, se apropian del desarrollo intelectual. Así, la diferencia femenino-masculino se prolonga en agrícola-industrial, manual-intelectual. Pueblos agrícolas, de trabajo manual son “femeninos” y soportan similar discriminación del industrial-intelectual.

El capitalismo empieza a convertir la agricultura en proceso industrial, y la mujer sale del hogar para concurrir, igualmente discriminada, en el trabajo fabril. Pero se desarrolla el maquinismo, robotización, que impulsa la producción-productividad.
Con la máquina y su desarrollo comienza a desparecer la contradicción entre estos tres tipos de actividad. Así, entre el trabajo femenino-agrícola-manual y el trabajo masculino-industrial-intelectual ya no habrá sino diferencias secundarias. Esto lo logrará el socialismo, y la máquina será la “redentora de la humanidad”
Por eso, derecho al trabajo es derecho a la expropiación social de la máquina.



04.02.11